Análisis de la evolución de la cartera

En lo que llevamos de año, mi rentabilidad apenas ha variado, debido principalmente a que los mercados han caído en este período.  Primero fueron los temores de la solvencia de la zona Euro y después, el miedo a una recaída en la economía, temor que todavía continúa.

La principal regla de mi sistema de inversión es "NO PERDER" cuando las cosas van mal. Analicemos el comportamiento de mi cartera durante este año, podemos recurrir a 2 gráficos:

- Uno es el que se encuentra en la sección "Rentabilidad y Operaciones cerradas". Dado que lo he empezado a hacer hace poco sólo tengo información de las últimas semanas, pero la rentabilidad de mi patrimonio total es positiva:


Esta rentabilidad es calculada sobre mi patrimonio total, es decir, sobre todo el dinero que tengo en la cuenta, ya esté invertido en acciones o no.

- Tengo un segundo gráfico que también se puede analizar para ver como han ido las cosas. Obtenido de la red social de inversores http://www.unience.com/, donde también comparto mi cartera con los usuarios de esta red social, pero no la ven actualizada como en este blog. Éste es el gráfico de mi cartera:


Lo primero que se observa es que la rentabilidad que sale, aproximadamente un 8%, no es igual al 2,4% del gráfico de arriba. La buena es la del primer gráfico, porque considero la rentabilidad de toda mi cuenta, lo invertido y lo no invertido, en cambio en este segundo gráfico, sólo sale la rentabilidad de lo invertido.

Pero no importa que haya esta diferencia, se pueden sacar conclusiones a partir de este último gráfico, voy a analizarlo:

Se obsevan tres líneas, la primera es mi cartera, antes y después de publicarla en la red social. La segunda línea es un índice que engloba todo el planeta, es decir, una media de cómo van las bolsas en el mundo. La tercera línea es el principal índice español, el mejor índice para seguir la evolución de la bolsa española.

Se observa que mientras el Ibex35 llegó a caer más un 25%, mi rentabilidad siempre está por encima de los otros dos índices. Apenas he ganado rentabilidad, pero los índices tampoco lo hicieron y mi cartera se comportó mejor. Para que mi rentabilidad suba con fuerza es necesario que los índices también lo hagan, y en ese momento, yo intentaré superar a los índices de nuevo.

Por lo tanto, creo que puedo estar orgulloso de mi gestión hasta ahora, veremos cómo sigue la cosa.