DOMINGO 14/11/2010

Esta semana los mercados han caído:


Que el S&P500 no haya podido mantenerse por encima del 1.220 es una muestra de debilidad, vamos a suponer que hasta que no supere ese nivel se moverá de forma lateral bajista.

La caída fue debida al miedo que hay en los mercados en que Irlanda sea insolvente, y necesite la ayuda de la Unión Europea para no quebrar. Portugal, España e Italia se han visto afectadas también al tener un elevado déficit público y no mostrar mejoras en su economía.

Como consecuencia de la desconfianza en España, las acciones españolas han caído y me han saltado tres stop-loss: Técnicas Reunidas, Duro Felguera y CAF. En cambio, las acciones extranjeras se han comportado mejor.

Resumen de mi cartera:



Si se observa en la pestaña "Rentabilidad", en el cuadro "Operaciones 2010", se puede ver como brilla el verde por su ausencia y predomina el rojo. Tengo que decir que no me gusta nada, pero en cambio si se observa el gráfico "Rentabilidad" se ve que mi rentabilidad es positiva.

Lo primero que voy a hacer es meter la rentabilidad por dividendo, porque nunca tengo en cuenta los dividendos que me dan y tal vez gracias a ellos por eso no estoy en negativo. Así que haré algunos cambios en el blog para que se aprecie cuánto de importante es la rentabilidad por dividendo.

Si observamos como ha evolucionado el Ibex35 durante este año:


Ha caído un -16,74%, lleva todo el año moviéndose lateralmente bajista, y menos mal que mi sistema me ha evitado tener esas pérdidas a pesar de que la mayoría de las operaciones que he hecho son negativas. Es decir, lo importante es que cuando se pierde hay que perder poco, no importa el número de veces que pierdas si lo contrarrestas con pocas pero buenas operaciones en positivo.

No obstante, a pesar de mirar el lado positivo en el anterior párrafo, tengo que seguir mejorando mi sistema y todavía tengo la duda si tal vez debería operar a largo plazo en vez de a medio plazo, me lo cuestiono porque:

- Estoy pagando muchas comisiones por hacer tantas operaciones.
- He visto que todas las empresas que me gustan dan mejores resultados operando en el largo plazo que en el medio plazo.
- Me da rabia estar en una empresa que me gusta mucho, y que tenga que estar comprando y vendiendo, si me gusta, ¿por qué no quedarme a largo plazo?

La única pega del largo plazo es que los stop-loss están muy lejos, pero si encuentro la manera algún día de poner los stops más cerca seguramente opere a largo plazo.

Mientras tanto continúo con mi sistema esperando que se produzca una buena subida en los mercados, que será cuando mi sistema también los dé.