CORRECCIÓN (FEBRERO 2014)

Como comentaba en el primer artículo del año (pinchar aquí), existía la posibilidad de que el mercado entrara en una fase correctiva y finalmente ha ocurrido. No es que sea adivino, absolutamente nadie sabe lo que harán los mercados, incluido yo, pero había evidencias que abrían la posibilidad a este escenario.

En este artículo hablaba del excesivo optimismo entre los inversores, si el lector no está familiarizado con el comportamiento de la masa en los mercados se preguntará: ¿pero si hay optimismo no deberían subir las bolsas?. La respuesta es NO, esta teoría recibe el nombre de Teoría de la Opinión Contraria y se basa en una simple premisa: si los inversores son optimistas es porque ya han invertido, tienen acciones en su poder, pero para que las bolsas suban es necesario que los inversores compren, ¿pero si éstos ya han comprado quién lo hará entonces?, bastará entonces que unos pocos empiecen a vender para que se desencadene una ola vendedora.

Es como la crisis inmobiliaria, todo el mundo pensaba que la vivienda siempre subiría ya que es un activo necesario, y si decías lo contrario todo el mundo te llevaba la contraria incluso te podían llamar loco, eso era porque todo el mundo había invertido en el mercado inmobiliario: unos se habían hipotecado más de lo debido, otros se iban a casas más grandes endeudándose, otros se habían comprado una casa en la playa o el campo, incluso hubo muchos que compraban para alquilar... todos habían comprado, ¿entonces?.

Esto es un ejemplo extremo, la mayor crisis en décadas, pero lo he puesto para explicar mejor esta teoría.

Volvamos al mercado bursátil, nos hemos encontrado con un alto optimismo y las bolsas han empezado a caer, pero es posible que caigan un poco más ya que según la Teoría de la Opinión Contraria las bolsas hacen suelo cuando hay miedo, y todavía hay poco. Pero repito, yo no soy adivino, si lo supiera compraría y vendería según mi intuición sobre el sentimiento del mercado, y no lo hago, sigo fielmente mi sistema aunque tenga una opinión diferente, pero sí es el momento de ajustar stop-loss todo lo posible y vender las acciones más débiles (información que debe proporcionar el sistema).

Veamos a dónde puede dirigirse el S&P500:


Observamos como el MACD está descruzado indicándonos que ha entrado en corrección, poniéndonos en el peor escenario a corto plazo para las siguientes semanas el precio puede llegar a la zona de 1650 puntos, que coincide con una zona de soporte y con el porcentaje de Fibonacci 38,2% de la subida. Si llega a estos niveles quizás lo haga de forma rápida imponiéndose el miedo o despacio con pequeñas recuperaciones, si sobrepasara este nivel la corrección podría ser más profunda.

Según la prensa, estas caídas se deben a la retirada de estímulos de la Reserva Federal ("Tapering"), que ha disminuido la compra de deuda en otros 10.000 millones$ en la última reunión del FOMC, y también a la preocupación sobre el crecimiento de los países emergentes con las consecuentes fugas de capital.

La retirada de estímulos de la FED está descontado por los inversores, pero quizás el mercado necesite su tiempo, así como la economía de Estados Unidos que veremos cómo va reaccionando. Sobre los emergentes, ya comentaba que China no se estaba comportando según lo esperado y podemos observar un ETF que replica el comportamiento de las principales empresas de los países emergentes:


Podemos ver que en los últimos dos años las bolsas de Estados Unidos y Europa subían mientras que los emergentes se mostraban débiles, y como esto es un concepto de fuerza, ¿cuando vienen los malos momentos quién sufrirá más?, podemos ver el MACD por debajo de cero incluso.

Dos casos a mencionar que hemos visto en las noticias: Argentina y Turquía.

Argentina está sufriendo una fuerte devaluación del peso argentino, con una inflación del 30%, no pueden contener la fuga de capitales. ¿Pero qué se puede esperar de su clase política?, ya están recurriendo a discursos populistas como culpar a los especuladores y medidas populistas como el control de precios, estas medidas ya se hicieron antes y sólo llevan a la escasez, cuando detrás de todo está la falta de competencia de sus instituciones y falta de seguridad jurídica. Los que me leen ya saben que no invierto en Argentina desde la expropiación de YPF a Repsol, y veremos cómo acaba el acuerdo de indemnización...

Turquía ha subido con fuerza los tipos del 7,75% al 12%, pero si vemos el comportamiento de su divisa (lira turca - TRY) en comparación con el Dólar o el Euro entenderemos por qué:



Es una fuga de capitales en toda regla con una fuerte devaluación de su moneda y su bolsa se ve afectada:


Pero están haciendo lo que se debe hacer y esta situación se detendrá en cualquier momento.

Suerte en las inversiones.