EL MERCADO SE MUEVE EN TENDENCIAS

En la sección "Bienvenida" de mi blog, se puede leer lo siguiente:

"La ventaja que los científicos tienen en este juego no son sus habilidades matemáticas o computacionales sino su capacidad para pensar de forma científica. Son menos proclives a considerar aceptable una estrategia aparentemente ganadora que podría ser una mera casualidad estadística".
Jim Simons, fundador de Renaissance Technologies.

En Internet hay mucha información sobre él y sobre su firma de inversión. Renaissance Technologies cuenta con matemáticos, físicos e ingenieros, sin origen financiero.

¿A dónde quiero ir a llegar?, cuando nos adentramos en cualquier campo, en este caso los mercados bursátiles, el lector debe pensar como un científico y centrarse en un concepto clave: la búsqueda de las hipótesis que sostendrán el modelo a desarrollar.

En toda mi experiencia bursátil, en la que todavía me queda muchísimo por aprender, he tenido el placer de conocer a muchos inversores, he podido aprender de ellos de forma directa o indirecta tanto de sus éxitos como de sus errores. He visto inversores empeñados en predecir el futuro constantemente, esperando el momento en que sepan leer los gráficos de forma mágica sabiendo lo que pasará. He visto otros creando sistemas con ideas creativas sin conocer la probabilidad de éxito ni basados en hipótesis. Otros han optimizado sistemas con resultados brillantes en el pasado y cuando los han puesto en marcha con dinero real todo han sido pérdidas.

Pensemos con un ejemplo, puedo coger una moneda y tirarla al aire 10 veces, y puede ocurrir que salga las 10 veces cara, ¿tenemos ya un sistema?, ¿qué pasará cuando la haya tirado 100 veces?, si la moneda tiene su centro de gravedad en el centro simétrico habremos obtenido aproximadamente 50 caras y 50 cruces. Este ejemplo tan sencillo explica las pérdidas de muchísimos inversores.


Así que voy a explicar los dos pilares de mi sistema de inversión, las dos hipótesis clave que me han permitido mantener el rumbo en la búsqueda de mi sistema:


HIPÓTESIS 1: el valor de una empresa está basado en las expectativas de beneficios futuros (o flujos de caja futuros). A mayores beneficios, mayor subida de la cotización de una acción. Por lo tanto, el movimiento del precio tiene una alta correlación con los beneficios.

Resumiendo, una empresa sube en bolsa cuanto más dinero gane y el mercado descuenta el futuro, ya no importa lo que ganó el año pasado, si no lo que ganará en los próximos meses y años. Por lo tanto, ¿qué empresas son éstas?, pues por ejemplo una empresa de tiendas de ropa, con expansión internacional, márgenes amplios, ventas crecientes con fuerza (tanto anuales como trimestrales), ROE alto, etc. También puede ser que la empresa esté en pérdidas, pero es por ejemplo una farmacéutica con el desarrollo de un nuevo fármaco con altas expectativas.

Si los inversores creen que la empresa ganará mucho dinero en el futuro comprarán y el precio subirá. Hay que mencionar que los inversores se equivocan y que muchas veces las expectativas son exageradas, y cuando vuelve la racionalidad a los mercados las empresas dadas se desploman, es lo que conocemos como "burbujas" (ejemplos: burbuja tecnológica o inmobiliaria).

Esta hipótesis tiene su soporte en el ANÁLISIS FUNDAMENTAL, este análisis estudia las causas que hacen que el precio suba o baje, basándose en su estado financiero y estrategia empresarial. También pueden estudiarse otros activos no empresariales, como el Petróleo, su Análisis Fundamental estará basado entonces en las previsiones de producción y consumo de petróleo mundial y sus razones.


HIPÓTESIS 2: como consecuencia de la interacción entre la oferta y la demanda, el precio del gráfico del activo en cuestión sigue una estructura formada por tendencias, es decir, impulsos y correcciones.

Entonces, ahora no estamos analizando las causas, sino las consecuencias, los millones de inversores han basado sus decisiones en factores fundamentales, muchos comprarán y otros venderán, demanda y oferta, dando lugar a que el precio se mueva de una determinada forma. El soporte de esta hipótesis es el ANÁLISIS TÉCNICO.

El precio se mueve en tendencias, y dentro de esas tendencias hay más tendencias, y así sucesivamente, vamos a ver un dibujo para verlo de forma más clara:


Se observa como al aplicar una lupa en la "tendencia 1", encontramos nuevas tendencias, y al aplicar la lupa de nuevo encontramos otras, y así sucesivamente.

Veamos un ejemplo con el S&P500, que el lector lo vea con sus propios ojos:


Las 3 tendencias estudiadas son: mensual, semanal y diario. ¿Podéis ver los impulsos y correcciones?, cuando hemos aplicado la lupa lo que hemos hecho ha sido bajar de un gráfico superior a uno inferior en el tiempo.

¿Para qué sirven los indicadores en el Análisis Técnico?, para poder ver dichos impulsos y correcciones evitando la subjetividad. Así la combinación de indicadores nos ayuda a clasificar las diferentes tendencias y ver cómo interactúan entre ellas. Los indicadores también nos ayudan a ver si hay cansancio en el movimiento del precio (divergencias).

En el próximo artículo hablaré de las diferentes formas que he conocido para operar en los mercados financieros, según mi experiencia y la de otros inversores.

Suerte en las inversiones.