CONCEPTOS BÁSICOS

En esta sección voy a explicar conceptos básicos, que en mi opinión, son fundamentales si el lector está pensando en invertir en bolsa. Me decidí a escribir este apartado después de las preguntas de varios amigos cercanos.

¿Qué es lo primero que tenemos que tener en cuenta?

Los mercados financieros no son como lo pintan las películas, no se puede ganar un 20% de rentabilidad en una semana ni cosas así. No nos engañemos, ganar en la bolsa es muy díficil. Tenemos que olvidar todo lo que hemos oído sobre este mundo y juzgar a medida que ganemos experiencia.

La única máxima que puede tener un inversor novel que empieza a invertir es:

PRESERVAR EL CAPITAL

Intentar no perder, ese es el primer objetivo, y desde mi experiencia, es muy complicado cumplirlo.

¿Cuánto dinero mínimo es necesario para invertir?

Para responder a esta pregunta, primero es necesario hacerse otra, que la explico con este ejemplo:

Imagine que quiere comprar acciones de Telefónica, decide invertir 300€. Accede a su banco o intermediario online e introduce la orden de compra. Se da cuenta que su banco o intermediario le ha cobrado 10€ de comisión, y cuando tenga que vender le cobrará otros 10€.

Por lo tanto:

Total comisiones (compra y venta): 20€
Cantidad invertida: 300€
Total comisiones / Cantidad invertida = 0,067 = 6,7%

Es decir, una vez que haya comprado las acciones de Telefónica, tendrá que esperar a que suban más de un 6,7% para obtener beneficios. ¿Qué ocurre si las acciones han bajado un 2% y vende?

6,7% + 2% = 8,7% de pérdidas sobre 300€ invertidos.

Por lo tanto, aunque todos sabemos que 300€ es bastante dinero y nos da para hacer muchas cosas, para invertir en bolsa es muy poco. Cuando compremos acciones de una empresa, como muchísimo las comisiones tienen que suponer un 1% del capital invertido, dependerá del tiempo que queramos mantener nuestra inversión, ya que a mayor tiempo mayor rentabilidad de retorno posible. Para un inversor a largo plazo esas comisiones son aceptables, pero para un inversor en el corto plazo como swing trader o daytrader no deberían pasar del 0,1%.

Es decir, en nuestro ejemplo:

Para 10€ de comisiones de compra o venta: 1000€ es el mínimo de inversión aproximadamente para comprar acciones de una empresa.

¿Esto quiere decir que una persona con 1000€ puede invertir en bolsa?. Personalmente, yo no lo haría. Esto nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Qué es la diversificación?

Todos hemos oido el dicho: "No se deben meter todos los huevos en la misma cesta". En bolsa es igual, tenemos que diversificar comprando diferentes empresas. Si sólo compramos acciones de Telefónica asumimos un gran riesgo, en cambio, si compramos 5 empresas y una va mal, tendremos otras 4 que podrán compensar.

Esto está demostrado matemáticamente y no está sujeto a debate. Cuantas más empresas compremos, tendremos mayor diversificación, y por lo tanto, menor riesgo. Hay que tener suficiente dinero para invertir en varias empresas o activos, ya sean acciones, ETFs o fondos de inversión.

Yo personalmente busco una amplia diversificación según el país, sector y tamaño de la empresa invertida, aquí se ve un ejemplo de un momento concreto de mi cartera: (pinchar en la foto para ampliar)



Entonces, si quiero invertir en bolsa, ¿cuánto dinero necesito?

Bien, si hemos dicho que es necesario tener en cuenta las comisiones y que además, tenemos que diversificar, como mínimo son necesarios unos 5.000-10.000€ para poder empezar a aprender, haciendo pequeñas inversiones poco a poco, y no comprando todo en el primer momento ya que se tardan años en aprender. Y por supuesto, no invertir dinero prestado (apalancarse), no se debe invertir el dinero que no se tiene.

No he mencionado que, además de las comisiones de compra y venta, los bancos e intermediarios cobran la comisión de custodia. Consiste en cobrarle porque ellos "le guardan" las acciones. En algunos bancos o intermediarios esta comisión es abusiva, debe comprobarse. La última comisión que ya conocemos es la comisión de mantenimiento de cuenta, es más o menos la misma en todos los bancos o intermediarios.

Entonces, ¿qué características debe cumplir mi banco o intermediario?

Ya sabemos que debemos comprobar:

- Comisiones de compra y venta.
- Comisión de custodia y de mantenimiento de cuenta.

Pero además del tema comisiones, el banco o intermediario debe cumplir:

- Oferta de acciones en mercados internacionales y ETFs.
- Posibilidad de poner stop-loss en todos los mercados.
- Oferta de fondos de inversión si el inversor está interesado en el largo plazo.

Estas características son clave de un buen intermediario.

¿Cuáles son los principales mercados?

Yo invierto en bolsas de países occidentales, en las bolsas NYSE, Nasdaq y AMEX en USA y Frankfurt, París, Milán, Londres, Amsterdam, Estocolmo, Helsinki, Bruselas, Lisboa y Madrid en Europa.

En estas bolsas también puedo comprar ETFs de países emergentes o materias primas, diversificando en todo el mundo. Los ETFs son fondos de inversión que cotizan en bolsa como acciones. En la Bolsa de Madrid han salido a cotizar muchos en los últimos años y son un vehículo de inversión muy bueno. A través de ellos se puede invertir en China o en el petróleo, por ejemplo. Es recomendable operar en productos que tengan mucho volumen.

¿Qué es un stop-loss?

Primero se deben conocer los diferentes tipos de órdenes que damos al banco o intermediario cuando compramos o vendemos, explicaré las principales:

- Orden limitada: como en cualquier mercado, hay una oferta y una demanda. Las acciones de Telefónica se pueden estar ofertando a 8,6€ y demandando a 8,5€, por ejemplo. Los que ofrecen lo hacen más caro que los que demandan como es lógico. Imagine que nosotros queremos comprar, pero sólo estamos dispuestos a comprar a 8,4€, no las queremos a 8,6€ (oferta). Para hacer esto hace falta meter una orden limitada, se llama así porque la orden es a un precio concreto, y tenemos que esperar a que alguien venga y nos venda las acciones a nuestro precio.

- Orden a mercado: es comprar a la oferta directamente, según el ejemplo compraríamos a 8,6€. La ventaja que tiene es que tendremos las acciones al instante, si introducimos una orden limitada puede ocurrir que no se ejecute, porque nadie quiere la acción a nuestro precio. La desventaja es que podemos comprar caro si hay falta de oferta, por eso hay que operar en productos con mucha liquidez. Cuando se introduce una orden a mercado no hay que poner ningún precio en el ordenador, sólo se pone si quieres comprar o vender.

¿Cuál utilizar?, pues para un inversor que está aprendiendo y que hace pequeñas inversiones podrá utilizar órdenes a mercado en productos con liquidez, si el inversor es avanzado y opera con mayores cantidades lo mejor es utilizar órdenes limitadas, ya que te aseguras que vas a comprar como muy caro al precio que hayas puesto.

Yo personalmente, cuando compro acciones quiero que se ejecute inmediatamente mi orden, como si fuera una orden a mercado, pero no realizo este tipo de orden por si por cualquier motivo mi precio de compra se encarece demasiado, entonces lo que hago es introducir una orden limitada pero poniendo un precio máximo que esté por encima de la oferta en ese momento, mis acciones se compran al momento al precio de la oferta como si fuera una orden a mercado (las bolsas al ser electrónicas modifican tu precio de compra si se puede comprar más barato) pero con un tope por si acaso.

Hay otro tipo de órdenes para comprar o vender, pero estas dos son las principales. En el mercado español existe un tipo de orden particular que se llama "por lo mejor", yo no la utilizo.

Ahora ya puedo explicar lo que es una orden stop-loss:

Imagine que ya hemos comprado las acciones de Telefónica a 8,6€. Pero quiere controlar el dinero que está dispuesto a perder, y no quiere perder más de un 5% de su inversión:

5% x 8,6€ = 0,43
8,6€ - 0,43€ = 8,17€

Es decir, si las acciones bajan de 8,17€ quiere venderlas, pero claro está, que no puede estar todo el día pegado al ordenador para ver qué hace el precio. Entonces pone una orden stop-loss en 8,17€, de tal forma que si el precio llega a 8,17€ el banco o intermediario le venderá automáticamente mientras está en el trabajo, por ejemplo.

Existen dos tipos de stop-loss, igual que dos tipos de compra y venta como hemos visto antes.

- Stop-loss limitado.
- Stop-loss a mercado.

Siempre utilizo el stop-loss a mercado, se pone el precio al que quiero que esté el stop-loss (ejemplo: 8,17€), y cuando llegue a ese precio el banco o intermediario me lo vende a la demanda, al precio al que esté en ese momento. En este caso la venta tiene que ejecutarse con seguridad, por eso es a mercado.

El stop-loss limitado tiene un gran riesgo en mi opinión. En este tipo de stop-loss se introduce el precio que hemos dicho (ejemplo: 8,17€), pero además se introduce el precio al que se quiere vender, ¿pero que pasaría si nadie las quiere comprar al precio que he puesto por las décimas de segundo que tarda mi broker en enviar mi orden?, los mercados se pueden mover muy rápido, ¿o si el mercado baja con fuerza y se forma un hueco?. En tal caso, cuando llegue a casa y encienda el ordenador a lo mejor veo que las acciones han bajado hasta 7€ y mi banco o intermediario no ha vendido.

En mi opinión es fundamental usar stop-loss, si la empresa en la que estoy invertido se desploma por malos resultados contables, por fraude fiscal, por alguna catástrofe, etc; por lo que sea, quiero estar protegido.

Opero en acciones con mucho volumen por eso me puedo permitir órdenes a mercado en mis stop-loss.

Lo más importante es controlar el riesgo. Diversificar y poner stop-loss son las dos mejores herramientas para no perder todo nuestro dinero en los mercados financieros.

Pero esto no acaba aquí, tenemos que proteger nuestro dinero con todas las herramientas disponibles. Uno debe tener un sistema y una gestión del capital. La sección "Mi sistema de inversión" puede generar algunas ideas al lector sobre estos dos temas.